LÍNEA DE MEMORIA, EXPERIENCIA Y CREENCIA

 

 

PRESENTACIÓN.

 

La Línea en, Memoria, Experiencia y Creencia del programa de Doctorado en Estudios Sociales está presupuestado como un espacio formativo, investigativo y de extensión que recoge los itinerarios de la línea de investigación en Imaginarios Sociales y Representaciones Colectivas de la Maestría en Investigación Social Interdisciplinaria MISI y de la línea de investigación en Memoria y Conflicto del Instituto para la Pedagogía, la Paz y el Conflicto Urbano IPAZUD de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

En este sentido, se trata de una línea de investigación doctoral que recupera una serie de reflexiones fuertes y de investigaciones diversas sobre los sistemas ideacionalesdel mundo social, sobre la memoria como dimensión ontológica de lo social y sobre las relaciones entre ésta y aquellos. 

 

 

PERSPECTIVAS

 

 

•  EL VÍNCULO SOCIAL 
 

 

En las discusiones sobre las formas de relación e interacción de los colectivos se constituye una especial configuración de las formas de existencia: el vínculo social. La dinámica vincular puede ser descrita en las interacciones y en la movilidad misma de la comunicación humana, en tanto acción discursiva, es decir "como el conjunto de significantes orientados por una relación de comunicación o de interpretación" (L.A. Ramírez, 2004).

 

 

•  IMAGINACIÓN SOCIAL
 
 

La imaginación social como analogía colectiva de las formas de pensamiento individual puede ser descrita en su configuración simbólica. Ésta forma de razonar implica una concepción semiótica de la realidad, los contextos y las acciones, donde los agentes de la acción construyen escenarios de significados y sentidos inteligibles en su carácter de signos que circulan en las formas y los modos de la interacción

 

 

 

DIMENSIONES CRÍTICAS

 

 

  • A pesar de las trampas que lo imaginario como ilusión tiende a la memoria, se puede afirmar que una exigencia de verdad está implícita en el objetivo de la ‘cosa' pasada, del quéanteriormente visto, oído, experimentado, aprendido. Esta exigencia de verdad especifica la memoria como magnitud cognitiva.
     
  • Ricœurse involucra con la pragmática de la memoria, es decir, con su condición de acción, de trabajo, de esfuerzo. Para esto, Ricœurconfronta las diferentes estrategias acometidas durante siglos para cultivar la memoria (que están en la base de esas distinciones que han discriminado a la memoria  en tanto artificial, natural, manipulada u obligada) que, en últimas, orbitan en torno a mecanismos como la memorización, el síntoma, la ideología y la obsesión conmemorativa, en detrimento de la rememoración
     
  • Es la justicia la que, al extraer de los recuerdos traumatizantes su valor ejemplar, transforma la memoria en proyecto; y es este mismo proyecto de justicia el que da al deber de memoria la forma del futuro y del imperativo.
     
  • La creencia puede ser entendida como la experiencia práctica de habitar el mundo social. En el horizonte de la creencia la historia no es una exterioridad sólo para ser representada, sino que ella está incorporada en los agentes sociales como formaciones duraderas, discurriendo en la experiencia misma, haciendo parte sustancial del sentido práctico de habitar el mundo social. En el horizonte de la creencia el problema no es por tanto histórico, sino de historicidad.
     
  • La creencia en crisis nos deja expuestos al recuerdo y allí la memoria irrumpe como denuncia; cuando la creencia trasciende la crisis nos deja expuestos al olvido y allí la memoria se convierte en creencia misma.
     
  • Esta relación entre memoria y creencia permite un cometido fundamental: advertir que no se puede escindir el mundo social de la memoria, como tiende a suceder con esas vindicaciones que entronizan a la memoria con unas obligaciones trascendentales que llevan precisamente a convertirla en una suerte de juez omnisciente al margen de la sociedad. La creencia une de manera inseparable el mundo social con la memoria, impidiendo que el primero sea simplemente objeto de la segunda. La creencia, por tanto, se convierte en el campo de luchas sociales legítimas que hacen posible cualquier ejercicio de la memoria.

 

 

 

 

MECANISMOS

 

•  En estas dimensiones se ponen en marcha tres mecanismos fundamentales:

 

1.  La reflexividad,
2.  La historicidad 
3.  La contextualidad.
 
 
 
PREGUNTAS
 

 

  • ¿Cuáles son los caminos de la construcción del mundo intersubjetivo del sentido común en Colombia?
     
  • ¿Cómo se han instituido la sociedad y la cultura colombiana (en términos de Castoriadis) a través del magma de significaciones imaginarias sociales que las constituyen, las provocan, las permiten y las modelan?
  • ¿Qué tipo de enclasamientosy ciudadanías implicó el proceso de configuración del estado y la nación colombiana?
  • ¿De qué forma se explicitan en el discurso las representaciones sociales que prescriben las practicas de la colombianidad?

Estas preguntas tienen que ver con el funcionamiento de los procesos psicológicos en el contexto social de su realización, donde incluso pudiéramos dilucidar la propia construcción social de los procesos psicológicos (Ibáñez, 1994). En la intersubjetividad social están presentes las huellas de procesos sociopolíticos y de estructuras estructurantesen la dimensión temporal de la larga duración.

 

 

 DISCURSO, NACIÓN, MEMORIA E IDENTIDAD

Profesor Responsable: Héctor Lara Romero

 

  • ¿Quién quiere que alguien recuerde qué y por qué?
  • ¿Cuáles son los lugares de memoria y de recuerdo inscritos en la conciencia colectiva de los ciudadanos de nuestra nación colombiana?
  • ¿A quién pertenece la versión del pasado que se registra y preserva?
  • ¿Cómo abordar el contenido representacional anclado en la memoria entorno al nosotros colectivo en la intersubjetividad colombiana?

 

 

MEMORIA, EXPERIENCIA Y NARRACIÓN
Profesor Responsable: Fernando Bravo León

 

 

  • ¿Cómo restituir las complejidades de la experiencia, del tiempo y del sujeto en la comprensión de las relaciones entre historia nacional y memoria colectiva?
     
  • ¿Cuáles son las relaciones entre tiempo y narración para entender los cauces de lo histórico y lo mnemónico en la experiencia histórica colombiana?
     
  • ¿Cuáles son los lugares de memoria explicitados desde el poder hegemónico y qué posibilidades planteamos al estudio de la memoria colectiva en la sociedad colombiana?

 

 

MEMORIA Y CREENCIA
Profesor Responsable: Adrián Serna Dimas

 

  • ¿Cómo las economías del poder simbólico permiten imponer la creencia en el mundo social como una situación inmanente, inminente y naturalizada para diferentes agentes sociales?
     
  • ¿Cuáles son los procesos, las condiciones o las circunstancias que conducen a los quiebres en la creencia en el mundo social y la irrupción de procesos de producción de sentido por vías de la ideología, la representación y el imaginario?
     
  • ¿Cómo la relación entre poder simbólico y creencia impone distintas formas de deshistorización, ahistorizacióny rehistorizacióndel mundo social que son la fuente para comprender las dimensiones eco-psico-socio-antropológicas de la memoria?